Al bajar del autobús

Llame al timbre pidiendo parada con suficiente antelación para que el conductor pueda maniobrar adecuadamente y acercarse a la parada. Debe acercarse con tiempo a la puerta trasera, si el autobús va muy lleno pida a los demás pasajeros que le dejen pasar y evite de abrirse paso dando empujones. No intente bajar por la puerta delantera, molestaría a los pasajeros que suben y aumentaría el tiempo de espera en la parada. Baje del autobús cuando esté completamente parado, no intente bajar mientras se están abriendo o cerrando las puertas. Vigile bien dónde coloca el pie en bajar, pues no siempre es posible detener el autobús de forma que ambas puertas queden en espacios libres de obstáculos; un sumidero o el alcorque de un árbol pueden producir una caída si no se se fija. Cuando haya bajado, no cruce la calle por delante del autobús, hágalo por la parte trasera o bien cuando el autobús se haya ido de la parada.

Uso de Cookies

En aquest lloc web utilitzem cookies pròpies i de tercers per facilitar la navegació, millorar l'experiència d'usuari i oferir-te serveis personalitzats relacionats amb els serveis de transport públic, així com per analitzar el trànsit web. Prem el botó per acceptar el seu ús i continuar navegant. Per obtenir més informació, consulteu la nostra Política de Cookies.